¿Fútbol en televisión? No, gracias

Mi historia con el fútbol es muy extraña. Siempre he sido aficionado a este deporte pero con el paso de los años me he empezado a cansar. A medida que el fútbol se ha ido forofizando hasta el extremo, algo a lo que han contribuido los medios de comunicación especializados, he comenzado a hartarme. Tal es mi hartazgo que esta temporada, por primera vez desde hace muchos años, ya no veo los partidos de mi equipo favorito. A ello también contribuye el hecho de que he decidido no pagar más por el fútbol en televisión…

Hace unos meses, cuando estaba buscando operadoras, encontré euskaltel ofertas y me pareció una gran opción. Yo venía de Movistar, pero me había cansado de que, aunque suele ofrecer un buen servicio, este no está a la altura de los precios, mucho más elevados. La gota que colmó el vaso fue una subida generalizada de precios sin avisar y un ‘juego de trileros’ que me hicieron con el paquete que tenía contratado. Al hacer una mudanza, me cambiaron el paquete por otro diferente y ya no podía volver a atrás, tenía que pagar más. Dije: “hasta aquí”.

Como lo que vi de euskaltel ofertas me parecía más que interesante, aposté por esta operadora y, de momento, estoy muy contento. Ofrece un buen servicio y un precio más ajustado del que tenía antes. Y no tengo fútbol… Podría pagar por ello, pero no quiero. Prefiero verlo por internet (gratis) si se tercia, y si no, pues no…

Recuerdo que hace varios años, cuando el fútbol dejó de emitirse en abierto, comenzaron a aparecer páginas para poder ver los partidos. Una de ellas se convirtió en una verdadera referencia de este ‘sector’. Las sucesivas demandas de las compañías que tienen los derechos han llevado a que esta famosa página ya no emita. Pero todavía quedan algunas otras que siguen su estela.

De cualquier forma, ahora ni siquiera busco el partido por internet. Tal vez veo el resumen en YouTube, con comentarios en árabe si puede ser para no entender nada, y ya  está. Después de tantos años, esa frase que dice ‘el fútbol es el opio del pueblo’ va tomando sentido en mí…